martes, 16 de marzo de 2010

SECUENCIA DE ANIMALES

En esta secuencia trabajaremos de forma divertida distintas asanas (posturas) que representan un animal.
Al cambiar la postura se puede hacer el sonido del cada nuevo animal. Hay que trabajar con suavidad y ir indicando los pasos de cada postura como si fuera un cuento.
Las posturas están en el álbum de abajo numeradas.
La explicación es:
1-Túmbate boca abajo y apoya una mejilla o la frente en el suelo. Deja los brazos a los lados. Relájate y quédate muy quieto para que el cuerpo se pegue al suelo como una piedra. Imagina que eres un cocodrilo y estás durmiendo a la orilla de un río en un día caluroso y soleado. Siente el calor del sol en la espalda después de haber tomado un baño refrescante. Respira hondo cinco veces.
2-Despiértate, junta las piernas para formar la cola del cocodrilo y levántate del suelo. Dobla los brazos a los lados del cuerpo y levanta la cabeza en la postura del cocodrilo. Haz el ruido que hacen los cocodrilos con sus enormes mandíbulas.
3-Gira la cabeza de un lado al otro para inspeccionar el río y menea la cola. Intenta mantener la zona del pecho expandida, los hombros hacia atrás y la respiración libre y profunda. Respira hondo cinco veces. Si notas tensión en el cuello, deja caer la barbilla hacia el pecho.
4-Baja las piernas. Dobla los codos y coloca las manos en el suelo, con las palmas hacia abajo y en línea con los hombros. Mira al suelo y colócate a gatas en la postura del gato. Intenta mantener el movimiento lo más fluido posible.
5-Inspira, mira hacia arriba, expande el pecho y estira la espalda formando un arco hacia abajo. Al espirar, mete la cabeza, mira hacia el ombligo y arquea la espalda hacia arriba encogiendo el pecho. Alterna los estiramientos entre las inspiraciones ( estira la espalda y mira hacia arriba) y espiración (arquea la espalda y mira hacia abajo), cinco veces. Imagina que tienes la flexibilidad de un gato.
6-Del gato pasamos al perro. En el último arco del gato, mira hacia arriba y di ¡miaaauuu!. Después inspira profundamente y, a medida que vas soltando el aire, mete la cabeza entre los brazos, apóyate en los dedos de los pies y levanta las caderas para formar la postura del perro invertido (próxima postura nº7). Mantén los brazos y las piernas todo lo rectos que puedas y aguanta en esta posición respirando a tu ritmo.
7- Haz el gruñido del perro. Alterna las formas del arco del gato y el perro invertido cambiando de postura y de sonido un total de cinco veces. Al final, adopta la postura del gato, baja las caderas hasta el suelo situándolas entre las manos y estira las piernas hacia atrás (nº8).
8-Con las manos apoyadas en el suelo, extiende los brazos y déjalos bien rectos para estirar la barriga levantando y abriendo el pecho en la postura de la cobra. Echa los hombros hacia atrás y respira cinco veces muy profundamente. Ahora inspira y a medida que expirar di "SSSSSSSSS"
9-Con una fuerte espiración, vuelve a la postura del perro invertido elevando las caderas hacia el cielo. Dobla un poco las rodillas y camina en la postura del oso. Recorre toda la habitación en busca de frutos para comer.
10-Emite el murmullo que hace el oso "mmmmmmm", mientras haces ver que buscas el alimento entre los arbustos y en los agujeros de la hierba. Eres un oso satisfecho y feliz. Tararea alguna canción. A lo mejor estás buscando miel...
11-Ahora te convertirás en un conejo. Dobla las rodillas y quédate en cuclillas con la espalda erguida y los muslos separados para deshacer la postura del oso. Ponte las manos sobre la cabeza como si fueran las orejas del conejo o apóyalas en el suelo delante de los pies.
12-Traslada todo el peso a las manos y salta como un conejo, subiendo y bajando los pies. Eleva las caderas y, al caer, quédate agachado con los pies cerca de las manos.
13-Ponte otra vez en cuclillas, coloca las manos en el suelo, entre los pies, con las palmas hacia abajo. Imita el ruido que hace el conejo al olfatear, arruga la nariz y mueve la cara de un lado a otro.
14-Ahora, arrodíllate e inclínate hacia delante para acurrucarte come el lirón. Quédate muy quieto y callado. Imagina que eren un ratoncito durmiendo en el campo. Descansa asó hasta ocho respiraciones.

ÁLBUM DE FOTOS CON LAS POSTURAS NUMERADAS.

1 comentario:

  1. Me encanta este blog. Es muy didáctico y entretenido. Además, los recursos visuales en los que te apoyas son geniales y muy útiles.
    Muchas grácias por el blog. Sigue así.

    ResponderEliminar